domingo, julio 23, 2006

Rompiendo aforismos.


Se hacia de noche, mi pelo alborotado me hacia sentirme libre. Andaba despacio, de mi mp3 salía el saxo de John Coltrane interpretando y de que forma, el “Summertime” de George Gershwin. Hoy me sentía extraño, quizás seria por que en lo que llevaba de día aún no me había desdoblado. ¿La dirección que tomé?, la que me llevaría a casa de mis padres, pero paré un inciso, oriné en la explanada conjunta al club deportivo. De repente, un suspiro, y acto seguido , un espasmo en mi hombro izquierdo, unos segundos después otro espasmo, pero esta vez con contundencia en mi hombro derecho.
Un dolor enorme se concentraba en mi espalda, y de ella emanaron dos alas de gran plumaje, que poco a poco iban creciendo hasta medir aproximadamente unos setenta centímetros. Una vez desplegadas, grite destrozando mi ropa, quedándome completamente desnudo, entonces fué cuando el mundo se paralizó. Di un salto y me sostuve en el aire el tiempo que quise, la profecía se cumplió, hice halago a mi nombre compuesto. El mundo comenzó a reanudarse una vez mi dolor huyó, sabía perfectamente que jamás volvería a sentir dolor corporal, ahora solo se había alojado en mi mente.
Volé hasta llegar con mis pies descalzos y situarme casi agachado en la baranda del balcón de la casa de mis padres, mi madre no se sorprendió al verme, solo me dijo que le enseñara la ciudad desde las alturas. Agarré una cuchilla poco usada, rajé mi pecho con eficacia y ella se adentró, quedando solo su cabeza visible. Volamos hasta el amanecer notando en nuestros rostros el aire fresco, en el día que la matriz, esta vez y rompiendo aforismos, se adentró en mi.
A mi mamá, luchadora incansable y gran punto de apoyo en mis caídas, te quiero.
Miguel A. Hernández

3 comentarios:

Isthar dijo...

Qué hermosa dedicatoria la tuya.

Lo mismo que ella te llevo en sus entrañas y te mostró el mundo a través de sus ojos, tú le devuelves la visión desde otra perspectiva, desde un mundo nuevo, volando... :)

Edgar dijo...

Volar, volar es el sueño de toda persona.....

La dedicatoria me parece también genial.
Saludos Aztecas

leola dijo...

de una sensibilidad sincera. condensación de una vida.
Un viaje al comienzo, un viaje a la vida, un viaje al amor. Comunión febril e intransferible entre madre e hijo. Una historia que se siente sobre la piel.