miércoles, diciembre 20, 2006

Todo; uno


Empiezo a sudar. Mi respiración cada vez se hace más agitada, me cuesta respirar este aire negro que empieza a salir de mi estomago. Mi corazón, multiplica por tres su velocidad, parece como si quisiera alejarse de mí. Me enfrento al espejo dando tumbos, y observo como mi cara se derrite en mi palidez. Pienso que lo mejor será tumbarme en el suelo y supongo, esperar a que todo pase, pero creo que no me da tiempo, me desplomo y caigo. Me pierdo, pierdo mi conciencia para sumergirme en el subconsciente, donde encuentro miles de cajones que se abren y se cierran rápidamente, desparramando ilusiones, pensamientos y hechos pasados por todo el suelo. A mi alrededor, circulan velozmente todas las imágenes pasadas, de vidas pasadas, de algunos momentos pasados que olvidé o simplemente quise dejar guardados para mantenerlos intactos, para no ensuciarlos con mi torpe memoria. Comprobé, recordé, o experimenté, que alguna vez fui todo lo que me rodeó a lo largo de mi vida, entendiendo que fui mi perro, mi mujer, o mi hermano, pero también toda la basura que recogió y absorbió mi alma. Luego desperté en una cama con ruedas, y mis ojos quedaron cejados por las luces de los pasillos de un cutre hospital. Solo podía mirar como mi brazo izquierdo quedó conectado a una bolsa de suero, mientras una doctora llenaba de oxigeno mis pulmones, inyectándome ese aire del exterior que en un algún momento negué. Ella me miró, y cuando reaccioné, me preguntó mi nombre. Yo, aún trastornado por lo sucedido, le contesté que yo era ella, o al menos lo fui en un momento pasado de mi vida, refiriéndome a la real, a la vida de dentro. Ella, solo me sonrió sujetando mi mano, mostrándome un gesto de complicidad verdadero pero a la vez, sintiendo como ella miraba a través de mis ojos.

Maik Underground

6 comentarios:

calma dijo...

Cosas profundas escribes Maik... cosas vividas, conexiones con otras vidas...
cosas que algún momento todos nos planteamos.
Hoy quiero dejarte un mensaje de amor, de paz, de ilusión, de cariño, de todo lo que por ti siento, y quiero decirte lo importante que es para mi tu presencia y tu amistad.
Un beso grande grande

Isthar dijo...

Hay mucha intensidad en esta historía, muchísima, y tantas cosas que me rondan el pensamiento al releerlo que no sabría ni por donde empezar.

La mente guarda conexiones que nunca sabríamos explicar con palabras, es parte de su magia.

Un abrazo muy, muy fuerte

calma dijo...

Maik, no puedo comentar en el otro blog, pero lo haré en este.
Precioso poema de Martím Lucía, pero lo que tú has escrito, que sepas que me ha puesto un nudo en la garganta.
Me haces polvo... de verdad.
Besos tqm

MaleNa dijo...

tus palabras me hacen volar por mil ciudades.

toda la paz, todo el amor, sabes que te quiero como te quiero.




Pd. te linkee no me retes. ;)

TOROSALVAJE dijo...

Hola Maik, tu relato me ha agarrado y no me suelta, es bueno, muy bueno.

Bien por tí.

Saludos.

MaleNa dijo...

Maik esta sonando Elvis en mi casa.

Veni y abraceme, querido hermano sol.


Feliz Noche Buena.