lunes, enero 01, 2007

El beso


La timidez me agarró, me dejó casi inmóvil. Mis ojos no me dejaban ver más allá de tus zapatos. Me levantaste la cara con tus dedos, mis ojos observaron tus labios. Metiste tu mano izquierda dentro de mi corazón, para calmar su excesivo bombeo. La oscuridad desapareció para encenderse mi cuerpo y aún así, no pude mirarte a los ojos sin torpeza. Amaneció por primera vez en el nuevo año, te agarré fuerte apoyando mi cabeza en tu pecho, y en ese momento fue, cuando nuestras sombras se equivocaron de movimiento, y creyendo otro, se besaron.

Maik Underground

9 comentarios:

calma dijo...

Y esa mano en tu corazón, y ese mirar torpe... reprimiré mis impulsos, calmaré mis letras. Te dejo un beso creyendo que eres quien eres...

calma dijo...

Yo también a ti... me llevo de ti muchas más cosas, además de tus besos...

TOROSALVAJE dijo...

Magnífico error el de vuestras sombras.

Bien Maik.

MaleNa dijo...

Las sombras a veces se equivocan, bienvenidas sean...puedo ver tu alma.


Besos al ritmo de Keane.

Para, creo que voy a vomitar dijo...

Un beso de sombras y de almas. A veces ser títeres del amor no está nada mal, no?

Edgar dijo...

Creo que es la primera vez que leo algo tierno en tu blog, tu post me gustó mucho, pues exploraste otro camino y lo hiciste de forma hábil.

Todo por un beso..........

Feliz año amigo desde México

calma dijo...

Y sumo un beso a ese beso...
Besoooooos

Edgar dijo...

UN SALUDO Y EN ESPERA DE TU NUEVO POST, ME DÍ UNA VUELTA A TU OTRA BITACORA Y EL FIREWALL, NO ME PERMITIÓ COMENTAR

MaleNa dijo...

Despues de la dulzura, desapareciste.

Mi alma te extraña


:*