domingo, mayo 13, 2007

De vuelta a tu mundo

No soy nada especial, ni tampoco un tipo raro, eso ya lo sabes. Sabes que soy un tipo normal pero en constante pelea conmigo mismo, de ahí esta trama agónica que reflejan mis ojos. También soy un jodido fiel discípulo de todo aquello que amo, por eso lloro en los días claros de soledad. A veces me escondo cuando me destrozas, y vomito encima de aquellos días donde acariciábamos las praderas artificiales e instantáneas que tu mundo retiene. Más tarde, enjuago mis manos con sal y recojo todo nuestro amor ácido que se derramó por el suelo, para guardarlo en un bote de metacrilato transparente, pensando, que nunca te atreverás a desconectar el estrecho cable que une tu cabeza con la mía. Imagino que pronto estaré a tu lado. Casi escucho tu llamada que me invita a volver a vivir en tu mundo una vez más: ese donde tengo que caminar oculto sobre la gente vacía, esquivando esas cámaras que vigilan cada paso que doy y donde tengo que emular ser uno más de esa montaña de vidas grises que perfectamente controlan, donde se advierten monótonos y rebobinados paisajes destruidos y las depresiones son vetadas e irreconocibles. Ese mundo, donde los largos días suelen estar llenos de mierda y no lo puedes gritar y las miradas casi están fallecidas de verdad. Donde los pulmones se quiebran por el odio nutrido de ese aire que expiran todos aquellos desalmados que caminan con miradas amenazantes, y donde las nubes se cansan de tantas palabras de humo plastificadas y bajan al suelo por que ya no pueden seguir sosteniéndose por si solas en ese cielo casi abstracto. Ya tengo hechas las maletas, si quieres, volveré a renunciar a mi mundo una vez más, pese al dolor que me atraviesa, cuando vivo en ese mundo que imaginó George Orwell y se hizo realidad, donde tu bien te sabes manejar.

Maik Underground



17 comentarios:

calma dijo...

Me emociona tener tus letras otra vez, tenerte a ti. Tus ausencias me desordenan, me preocupan, me inquietan, por eso, cada vez que veo tu comentario, tu foto en mi blog, un chorro de aire me entra en los pulmones, respiro, y vengo corriendo a ti, mi cielo. Lo que escribes es como siempre intenso, desgarrador, rompedor, fantástico.
Te quiero, te adoro.

TOROSALVAJE dijo...

Hola Maik.

Me alegro un montón de leerte otra vez, y sí, Orwell lo vio antes que nadie, ya estamos presos.

Un Abrazo.

marina dijo...

Yo hubiera escrito lo mismo salvando la distancia de lo personal e intrasferible de cada sentimiento pintado... mi principio y mi final serian distintos pues yo no tengo la fuerza para volver a las miradas grises y los rebobinados paisajes... eso me hace pensar que no hay en mi ese amor que sospechan tus palabras... que no son de humo sino de verde hoja y de rama nueva.

Un placer volver a leerte. Gracias

zooey dijo...

Verás, Orwell denunció, pero Huxley nos recordó el camino de la rebeldía y la esperanza.

Un abrazo fuerte.

calma dijo...

Dónde estás corazón? otra vez tu silencio... me matas. Lo que me preocupa es que estés bien Maik...

Lol V.Stein dijo...

Maik, déjame empezar por el final..

Renunciar a tu mundo.. es algo que algunos hemos hecho, almas sensibles que no pueden vivir con el recuerdo en los armarios, sino que necesitan partir a otra identidad sin amor, sin el ser amado en la memoria..

En la retina tengo grabadas todas esas escenas, ¿sabes? quizá te comprenda porque para mí también las palabras se vistieron de humo, de falsedad contaminada, y las miradas se volvieron desafiantes.. el odio nutre el alma de soledad y rencor, el paisaje se vuelve ceniciento, donde pasean solo seres maquinales que no se paran a socorrerte..

No puedes evitar ser tú, no eres imitación de nadie, no formas parte de ese paisaje, créeme, eres un rayo de luz en las sombras de asfalto.. traduce tu luz en música, en palabras, conecta tu alma a otra que te espera temerosa en la oscuridad.. no esperes su llamada, sal a respirar aire puro, enjuaga tu rostro, sacude tus lágrimas secas... Imagina que te espera una instantánea de vida, una foto de amor verdadero. Eres un jodido discípulo más, como otros pocos como tú que no nos resignamos a consumir soledad.. No eres un tipo normal, eres un tipo especial, maik, por mucho que te empeñes

Un gran abrazo, me emocionó, pusiste mi corazón boca abajo

-Pato- dijo...

Renunciar supone atravesar un gran dolor y en otras circunstancias supone liberación.

Me ha gustado verte, leerte, interpretarte, reconocerme entre tus letras, descubrirme...

Yo creo que de tanto viajar de un mundo al otro he aprendido a burlar los estados de la materia.

Un beso

Isa dijo...

Quizá no sea bueno guardar amores ácidos en botes de metacrilato se podría corroer hasta la más dulce de las miradas.
SDaludos.

querida_enemiga dijo...

Un texto impresionante. Perfecto. Enhorabuena.

calma dijo...

Maik....

zooey dijo...

Pasaba por aquí una vez más, pero ésta te dejo un abrazo.

MaleNa dijo...

Te abrazo desde el centro del alma, no quiero leer tu texto, solo se que te extraño.

-Pato- dijo...

He venido a ver si asomabas tu nariz, pero veo que no, de modo que dejo un abrazo y he de decirte que se te espera.

:)

calma dijo...

Cuando regreses de tu estrella en fecha de hoy encontrarás algo en mi blog para ti.
Te extraño Maik...
También te quiero

calma dijo...

Maik... que pasa mi niño? Me has puesto un nudo en el estómago, por favor, dime algo por correo.
De verdad que me matas Maik...

-Pato- dijo...

He pasado a leerte y lo que me encuentro es tu despedida.

Dejo aqui mi comentario pues no habia sitio donde despedirme de vos y en verdad queria dejarte mas que alguna palabra un abrazo muy fuerte.

Ojalá que encuentres ese camino que estás buscando, que sea digno de vos y que pueda contener todo tu sentir.

Aquí, en este camino has demostrado que podés hacer tus propias huellas, ellas te van a llevar a ese sitio.

Donde sea que estés, que estes bien Maik.

Un fuerte abrazo

calma dijo...

Si vienes por aquí que sepas que sigues en mi corazón.
Te quiero mucho Maik